Saltar al contenido

Como Cuidar Mi Cabello Rizado

24 enero, 2019

A partir de los años noventa el liso -o lacio- se puso de moda y todos dejaron de lado los risos, cuando en los años 80 habían reinado con amplias y llamativas permanentes. En la época actual los dogmas culturales con los estilismos en el cabello han disminuido y por ello se tiene más libertad de conservar nuestra forma natural.

Lo más curioso en cuanto a esto es que las mujeres con el pelo liso envidian los rizos, el volumen y el movimiento del cabello rizado y, en cambio las mujeres con el pelo rizado piensan que es un gran inconveniente para su vida. Muchas se empeñan en alisarlo y esconder sus rizos sea como sea.  

Es entonces cuando el pelo rizado no recibe los cuidados necesarios resulta muy difícil de manejar, esta es la razón por la que muchas mujeres terminan optando por tratamientos alisadores que deterioran aún más el cabello. Debido a que es propenso a la resequedad y al quiebre, requiere cuidados específicos y tratamientos reparadores. Respetar su estructura natural y mantener un corte adecuado permite lucirlo sano y con gracia

Aquí todas nuestras recomendaciones para cuidar y peinar el cabello rizado, que suele ser el más complicado de arreglar, destacando que si sabes cómo cuidar el pelo rizado y tienes el corte adecuado, peinarte no tiene porqué ser una pesadilla, sino todo lo contrario. 

OBJETIVO DEL CUIDADO DE LOS RIZOS

El objetivo del cuidado del tipo de cabello es: secar de forma natural, evitar el encrespamiento y conservar su onda.

images (10)

Lavado de los risos

El lavado y el enjuague del cabello deben realizarse con productos para su tipo. Ya sea para rizos o que contengan una hidratación intensiva que será lo que evité el tan temido frizz y ayude a manejar mejor la forma.

descarga (4)

Desenredado del cabello con rizos

El peluquero Alberto Cerdán, entrevistado por la revista Vogue de España durante el mes de enero, explica que el desenredado es un momento muy importante para las mujeres que tienen el cabello rizado.

Es ideal hacerlo cuando el cabello se encuentra aún mojado, con un peine de cerdas separadas comenzar por las puntas, seguir hacia arriba, esto evita que quebremos el cabello a causa de nudos o enredos. Nunca desenredes el cabello cuando está seco, porque lo quebrarás con facilidad.

Debes realizar separaciones del cabello e ir poco a poco desenredando, el apuro en este paso solo trae que maltrates tu melena. Este paso el de peinar solo debes realizarlo cuando el cabello esté mojado. También puedes ayudarte, cuando estés todavía en la ducha, con los dedos tratando de desenredar poco a poco; así cuando llegues al peine estará en mejor condición

images (12)

Hidratación de tus rizos

Lo más importante es la hidratación. Este tipo cabello suele ser seco y pierde la hidratación de forma muy rápida. Lo ideal es hacer un baño de crema o tratamiento de este tipo una vez a la semana, con una duración de al menos 20 minutos antes del enjuague.

Puedes comprar alguna crema en la farmacia, o en una tienda especializada en productos de belleza o incluso hacer una mascarilla cacera –con aceite de coco o aguacate/palta- por ejemplo. También es buena idea hacer una hidratación profesional cada vez que tu presupuesto te lo permita, lo ideal una vez al mes. Es aceite de coco resulta ideal y es un ingrediente casero que puedes utilizar para tal fin.

Secado y peinado de tus rizos

Evita secar el cabello frotando, solo enróllalo en la toalla y presiona lentamente Si quieres conservar tus ondas naturales no alises, porque eso solo harás que la onda seda y que sea más difícil peinar. Te recomendamos usar un difusor de aire.

Debes usarlo en temperatura media, con la velocidad del secador en mínimo para no hacer que la cutícula del cabello se abra. Esto permite que el cabello se seque lo más “natural” posible y que no pierda su forma. Si vas a secar con una tenaza para hacer risos perfectos siempre usa un protector de calor. No hagas estos siempre porque vas a terminar sin onda y sin forma y eso dificultará tu peinado diario.

DECÁLOGO DE CUIDADOS DE TUS RIZOS.

De textura seca y porosa, el cabello rizado amerita hidrataciones profundas y periódicas que nutran su cutícula (conjunto de escamas que recubren y protegen cada hebra), la cual tiende a ser abierta y ascendente, dificultando el reflejo de la luz y restándole brillo.

Para lucir rizos con cuerpo, suaves y definidos, la estilista Jacky Núñez enumera 10 prácticas saludables que deben ser incorporadas a la rutina del cuidado capilar.

images (11)

 1. Elegir productos específicos. La amplia oferta de artículos para el cuidado del cabello responde a particularidades como la forma, la textura y el volumen. Atender a las características del rizo es clave en la selección de champú, acondicionador y otros productos complementarios.

2. Regular la frecuencia del lavado. Dado que no es un cabello grasoso, está contraindicado el lavado diario. Limitarlo a dos o tres veces por semana basta para mantenerlo impecable. 3. Hidratar. Aplicar un acondicionador nutritivo después del lavado aporta al cabello rizado la humectación que, por

3. Hidratar. Aplicar un acondicionador nutritivo después del lavado aporta al cabello rizado la humectación que, por naturaleza, no posee. Se sugieren, además, tratamientos humectantes intensivos –libres de formol– cuya frecuencia varía en función del principio activo del producto seleccionado.

 4. Evitar humedecerlo a diario. Un error común es mojar el cabello durante el baño aunque no se vaya a lavar. La recomendación es cubrirlo con un gorro plástico para evitar el exceso de humedad que, a largo plazo, da un olor desagradable a los rizos.

 5. Desenredarlo húmedo. Con ayuda de un peine de dientes separados (no se recomienda usar cepillos de cerdas juntas), deben eliminarse los nudos mientras el cabello esté húmedo. Peinarlo seco abre el rizo y daña su forma.

6. Moderar el uso de cremas para peinar. Con la intención de dar una forma duradera al rizo, hay quienes emplean productos moldeadores –en crema, gel, cera, espuma o mousse– a diario, frecuencia que puede derivar en afecciones del cuero cabelludo. La recomendación es distanciar el uso de estos productos y usarlos en pequeñas cantidades.

 7. Evitar recogidos ajustados. Llevar los rizos sujetados fuertemente con una liga interrumpe la trayectoria de la onda y crea una marca horizontal que daña su forma. Lo ideal es dejar el cabello suelto y, en caso de recogerlo, hacerlo con una pinza, una vez que el cabello esté completamente seco.

8. Recortarlo con frecuencia. Acudir al estilista cada dos meses es fundamental para eliminar las puntas resecas y partidas y dar forma a los rizos. Descuidar esta práctica por largos períodos ocasiona horquillas (bifurcaciones de las hebras del cabello) que debilitan y conducen al quiebre.

9. No abusar del secador y la plancha. Si bien son la opción por excelencia cuando se desea cambiar temporalmente el look crespo por uno más lacio, no se recomienda el uso frecuente de estas técnicas, pues pueden alterar la estructura de la onda.

10. Evitar alisados irreversibles. Procedimientos químicos que modifican permanentemente la estructura del rizo (hasta el crecimiento de cabello nuevo) pueden resultar agresivos para la fibra capilar.

Además es recomendable que utilices un corte adecuado para cabello rizado para esto debes acudir a tu estilista de confianza.

Por acá te dejo un vídeo para que complementes la información.

Preguntas frecuentes

1.- ¿Qué tratamiento es eficaz para el cabello quebradizo?

Un ambiente con mucha contaminación hace que nuestro cabello se maltrate y que más adelante de un aspecto quebradizo. El pelo quebradizo no se ve bien, carece de brillo y puede llegar a convertirte en otra persona.

A veces es complicado mantenerlo en buenas condiciones, pero si aplicas unos de los remedios caseros que a continuación les voy a mencionar, las cosas pueden mejorar.

 En un depósito con agua disuelve dos cucharadas de bicarbonato de sodio, mezcla bien hasta formar una pasta espesa.

Luego que ya está aplícate sobre todo tu cabello y déjalo actuar unos 15 minutos, pasado este tiempo debes enjuagarte con abundante agua. Para que tangas mejores resultados, debes aplicarte esté preparado tres veces por semana.

2.- ¿Cómo peinar el pelo rizado?

Para peinar el cabello rizado es necesario utilizar un peine de dientes abiertos y desenredarlo continuamente; por lo general este tipo de cabello tiende a enredarse fácilmente por lo cual es necesario que siempre lo mantengas acondicionado y con cremas hidratantes que te permitan peinar con suavidad.

3.- ¿Cómo lavar el cabello rizado?

Para lavar el cabello rizado es necesario que optes por un champú para rizos y un acondicionador que le genere suavidad a tú melena. Tienes que utilizar un champú adecuado para ti tipo de pelo. Al momento de elegir el champú debes tener en cuenta si tu cabello es graso, fino, tiene caspa, etc.

La cantidad de champú que debes utilizar para lavar tu pelo equivale al tamaño de una avellana, es la cantidad adecuada para las medias melenas o pelo corto. Si posees el cabello largo tienes que ajustar esta cantidad a la largura de tu melena. Esparce el champú por toda tu cabellera.

Champú: Haz un poco de espuma con el champú agregando un poco de agua antes de masajear el cuero cabelludo realizando movimientos circulares. Ojo, jamás rasques el cuero cabelludo con las uñas. Es fundamental que sobre tu pelo no queden residuos de champú, por eso, es fundamental que presiones suavemente con las manos el cabello mientras lo aclaras.

Es muy recomendable que te hagas un último aclarado con agua fría, ya que de esa manera conseguirás estimular la circulación sanguínea.

4.- ¿Cómo hidratar el cabello rizado con remedios caseros?

Para hidratar el cabello rizado puedes realizar una crema natural  a base de aguacate. El aguacate contiene diferentes vitaminas y grasas vegetales ideales para proporcionar nutrición e hidratación a nuestro cabello, además contiene propiedades antioxidantes y ácidos grasos saturados, ideales para sellar nuestro cabello del calor, es decir que podemos hacer uso de la plancha sin causarle tanto daño al cabello.

Para esta crema se recomienda  que uses la licuadora con el fin de lograr una mezcla perfecta, en la licuadora agrega el medio aguacate maduro sin cáscara, luego el medio pocillo de leche y la cucharada de aceite de oliva, licúa hasta que la mezcla quede bien homogénea. Retira de la licuadora y aplica por todo tu cabello desde la raíz hasta las puntas.

Si tienes el cabello muy largo debes doblar los ingredientes es decir agregar un aguacate maduro, un pocillo completo de leche y dos cucharadas de aceite de oliva. Luego de aplicar esta crema en todo tu cabello cúbrelo con un gorro térmico para mejores resultados. Deja actuar durante quince minutos y luego retira con agua tibia.