Saltar al contenido

Como Evitar La Caida De Cabello En Niños

25 enero, 2019

La caída del cabello en los bebés es perfectamente normal y no hay nada de qué preocuparse. Ellos con frecuencia pierden el cabello durante los primeros seis meses de vida. Este tipo de caída del cabello se denomina efluvio telógeno. 

El cabello de un niño tiene una etapa de crecimiento y una etapa de reposo. La etapa de crecimiento dura alrededor de tres años, y la etapa de reposo dura alrededor de tres meses (aunque este periodo puede durar entre un mes y seis meses). Durante la etapa de reposo, el cabello permanece en el folículo hasta que el nuevo cabello comienza a aparecer. 

En general, siempre hay alrededor de un 5 a un 15 por ciento de cabello en la etapa de reposo, pero el estrés, la fiebre, o los cambios hormonales pueden hacer que una cantidad muy elevada de cabellos dejen de crecer de repente. Alrededor de tres meses más tarde comienza nuevamente la etapa de crecimiento y empieza a caerse el cabello que estaba en reposo.

Los niveles hormonales de un bebé bajan mucho después del nacimiento, lo cual puede hacer que se detenga el crecimiento de gran parte de su cabello. (Las madres primerizas con frecuencia pierden grandes cantidades de cabello por la misma razón.) 

A menudo los padres se sorprenden al descubrir que cuando le crece el nuevo cabello a su bebé, es absolutamente diferente en cuanto a color y textura del que tenía cuando nació. Si notas que tu bebé tiene partes de la cabecita calvas, observa la manera en que se sienta y duerme. Si siempre duerme en la misma posición o tiende a sentarse con la cabeza apoyada siempre en la misma posición en el respaldo de su asiento, es posible que se le caiga el cabello de esa área. 

También puede desarrollar una mancha calva si acostumbra a restregar la cabeza contra el colchón. 

Existen otras condiciones que producen la caída del cabello, pero son muy poco comunes en los niños menores de 1 año.

  • Las manchas calvas desparejas con descamación roja (y, a veces, puntos negros donde el cabello se ha caído) pueden significar que el bebé tiene una infección de hongos contagiosa llamada tiña del cuero cabelludo, o dermatofitosis.
  • Los daños físicos — por colas de caballo tensas, por ejemplo —pueden causar una caída del cabello denominada alopecia por tracción.
  • Si tu bebé de varios meses se jala el cabello de forma compulsiva, pueden caerse partes del cabello. El nombre de esto es tricotilomanía.
  • Si tiene áreas suaves, circulares, absolutamente calvas en la cabeza, puede tener alopecia areata, una enfermedad en la cual el sistema inmunitario ataca los folículos del cabello, lo cual hace disminuir drásticamente la velocidad del crecimiento del cabello. Este tipo de caída del cabello en general se presenta en partes aisladas, pero puede afectar todo el cabello del cuerpo.
  • La dermatitis seborreica puede causar caída del cabello, en especial después de quitar las escamas gruesas.
  • Algunas condiciones médicas — como el hipotiroidismo (un trastorno de la glándula tiroides) o el hipopituitarismo (baja actividad de la glándula pituitaria) — pueden causar caída del cabello en toda la cabeza del niño, en lugar de hacerlo en partes, aunque es poco común.

CUÁNDO DIRIGIRSE AL PEDIATRA

La opinión del pediatra es muy importante si el bebé presenta un tipo de alopecia que no sea identifica como alopecia localizada o como alopecia generalizada. Es decir, si notas un patrón irregular con respecto a la caída del cabello de tu bebe, es momento de consultar con un especialista.

ALIMENTOS QUE CONTRIBUYEN CON EL CRECIMIENTO DEL CABELLO DEL BEBÉ

Las vitaminas B son muy importante para la salud del pelo. Esto se debe a que este tipo de vitaminas proporcionan nutrientes vitales y oxigeno al cuero cabelludo, por medio de su contribución con la producción de glóbulos rojos.

Las vitaminas B6 y B12 forman parte del proceso de la producción de hemoglobina. Las vitaminas del grupo B son muy importantes para la salud y el bienestar, y los puedes hallar en muchos alimentos, como por ejemplo en los cereales, el pan y las pastas.

Consumir una dieta variada diariamente es fundamental para conseguir suficiente cantidad de cada una de las vitaminas del grupo B. esta dieta tiene que incluir cereales integrales, aves, carne, huevos, pescado, frutos secos, productos lácteos, legumbres, frijoles, patatas, plátanos y verduras de hoja verde.

Los bebés no tienen que consumir frutos secos, excepto en forma molida, por ejemplo mantequilla de maní o mantequilla de almendras (exceptuando aquellos niños que sean alérgicos  a alguna oleaginosa), porque los frutos enteros pueden generar asfixia. Tienes que seguir los consejos del pediatra sobre la manera en que pueden introducir alimentos en la dieta del pequeño niño.

Preguntas frecuentes

1.- ¿Cómo cuidar el cabello de las niñas?

El cabello de los niños es mucho más delicado que el cabello de un adulto, por eso siempre se recomienda el uso de champús y acondicionadores muy naturales, con los cuales puedas mantener un cuero cabelludo muy hidratado.

Asimismo, se recomienda usar crema para peinar infantil y usar peines adecuados para desenredar, en este caso los peines redondos son los mejores.

Recuerda hacerles cortes regularmente, una vez cada tres meses es lo más recomendable.

2.- ¿Cómo cuidar el pelo de los niños?

En el caso de los niños el cuidado es prácticamente igual, solo que la longitud de sus cabellos es más corto. Recuerda siempre el uso de productos naturales y el corte regular en los varones.  

3.- ¿Por qué se les cae el pelo a los niños?

Una de las causas de la caída del cabello en los pequeños es por la alopecia nerviosa, es decir, cuando se exponen a circunstancias de estrés prolongado.

La dermatitis seborreica, que produce caspa y cabello graso es también una de las causas más comunes.

Los peinados muy apretados y el uso excesivo de gels o fijadores es otra de las causas que hacen que el cabello se debilite y se pierda.