Saltar al contenido

Como Recuperar Los Rizos Perdidos

25 enero, 2019

El cabello rizado puede ser una bendición y un desafío al mismo tiempo. Cuando es dócil, nada supera la belleza de unos rizos perfectos. Por otra parte, si amanece rebelde y enmarañado, la incesante lucha de la plancha de cabello y los productos para peinar no hará nada más que dejarlo quemado, seco y maltratado. 

Muchos son los factores y agentes que influyen en el maltrato de nuestro cabello rizado como la contaminación ambiental, la brisa del mar, los rayos ultravioleta, tratamientos químicos, la plancha, el secador, los rizadores y una mala alimentación, entre otros.

Si pudieses volver el tiempo atrás, para recuperar tu pelo virgen y sin daño sería genial. Tener nuevamente los rizos de cuando eras niña, cuando el cabello aún no había pasado por coloraciones y tratamientos que lo deterioraran, es posible. No te desesperes porque para recuperar tus rulos naturales no vas a necesitar de procesos costosos, pero sí de mucha paciencia porque no es un trabajo simple.

Para que tu cabello no sufra las consecuencias de un mal tratamiento y esté siempre radiante, existen algunos productos maravillosos que puedes incluir en tu rutina de belleza para estar lista en menos tiempo y con resultados más duraderos. 

TIPS PARA TENER UNOS RIZOS DE REVISTA

Una palabra: hidratación.

Si tus rizos están ásperos, apelmazados y sin brillo, lo más seguro es que les falte proteína. El cabello está mayormente formado por esta y queratina. Cuando hay una deficiencia de estos elementos, se altera la fórmula y el balance de los enlaces. Esto se soluciona aumentando los niveles de proteína. Por un lado, siguiendo una dieta balanceada y, por otro, cambiando el sistema de lavado por uno que esté especialmente diseñado para tus rulos. 

Qué tipo de productos evitar.

Para que tus rizos naturales vuelvan a ser los de antes, hay que prestar atención a los ingredientes. Los productos con silicona, por ejemplo, dejan el cabello con un acabado brillante y suave, ya que este ingrediente crea una capa alrededor de la fibra. Entonces, no vas a darte cuenta si de verdad tu cabello está recuperándose e hidratándose si hay algo que lo enmascara y lo deja lindo. Como dijimos antes, es un camino largo pero así se obtienen mejores resultados que duren y no sean superficiales.

Usa máscaras humectantes.

Hay varias opciones que puedes usar para hidratar tu melena y devolverle la proteína que necesita. Las máscaras de huevo, aceite de coco, de oliva o palta son grandes remedios naturales que ayudan si se aplican al menos una vez al mes. La forma de uso es muy simple: se aplica en todo el cabello y se tapa con una gorra de baño para darle calor. Luego de una hora lo vas a lavar primero con agua  caliente para abrir la cutícula y que los nutrientes penetren muy bien, y después con agua templada  para cerrarla. Además, te recomendamos que uses algún acondicionador sin enjuague para que el proceso continúe aún fuera de la ducha. 

Lavado.

Sin duda, es una sensación incomparable sentir el cabello limpio y fresco y, por lo general, en la sociedad contemporánea, esta tendencia da como resultado lavados frecuentes y repetidos. Pero hemos de ir con cuidado ya que lavarse el cabello con demasiada frecuencia puede afectar al rizo y hacer que tu cabello rizado se ponga encrespado, especialmente si tienes cabello largo.

Para esto, lo mejor es lavarse el cabello hasta 2 veces a la semana y hacerlo con productos naturales como por ejemplo un champú sin sulfato y acondicionar siempre.

Elimina los champús con sal.

El lauril éter sulfato de sodio es uno de los componentes principales que tienen muchos de los champús encontrados en el mercado. Este es el mismo ingrediente que componen los lavaplatos, debido a que es un agente formador de espuma que desinfecta y limpia. Pero del mismo modo que tus manos sufren asperezas cada vez que friegas, tu cuero cabelludo se reseca y pierde muchos de los nutrientes que le da su brillo y forma. Si lo que deseas es que tus rulos tengan menos frizz y estén más hidratados, elimina los champús con sal o sulfato de tu alacena.

Prueba el lavado con acondicionador.

También conocido como "no-poo" (no champú) o el método de la chica con cabello rizado. Esto solo significa que no usas champú en absoluto, solo acondicionador. Muchas chicas de cabello rizado le tienen una fe ciega.

 Corta las puntas dañadas.

Uno de los motivos por los que me negaba a cortarme el cabello era para mantener el largo que tanto trabajo me había costado alcanzar. Pero con el tiempo aprendí que siempre lo mejor es deshacerse de las puntas secas, abiertas y dañadas para que los rizos puedan crecer hidratados y saludables. Una vez que te hayas cortado el cabello afectado por los químicos y el calor, verás a tus rulos revivir hermosamente.

corte de pelo

Los aceites naturales son tus mejores amigos.

Los mejores ingredientes para resaltar la belleza y salud de tu cabello son los aceites naturales. Nuestro cabello absorbe el aceite y todos su nutrientes para mantenerse brillante, suave y más manejable. Mis favoritos son el aceite de cocoargán y el de almendras pero existen muchísimos más y cada uno beneficia a nuestros rulos de maneras diferentes. Otros ejemplos son el aceite de oliva, ricino, jojoba, romero, aguacate, lavanda y pare de contar… Los mejor de todo es que puedes combinarlos y crear un tratamiento hidratante que se ajuste a tus propias necesidades.

Desenredando el cabello.

Tus manos son las herramientas perfectas para desenredar tus rulos. A diferencia de un cepillo, ellas son más delicadas, no parten el cabello y conservan el patrón natural de tus rizos. Si las manos no son tu estilo también puedes usar un peine de cerdas separadas y anchas que no dividan tanto la onda. Pero lo más importante de todo es que lo desenredes cuando esté húmedo y una vez hayas aplicado tu crema de peinar o gel de preferencia, así se producen menos rupturas.

pente garfo pe

Sustituye la toalla por una franela vieja.

Usar toallas de baño para secar nuestro cabello produce más frizz. Esto se debe a que están hechas de algodón, el cual es un material muy absorbente que no solo secará el agua sobrante de tu cabello, sino también los productos que acabas de aplicar al momento del lavado. Para evitar esto, sustituye la toalla de baño por una de microfibra o una franela vieja.

No uses calor para secar tus rizos más rápido.

Si estás en medio de la transición entre el cabello alisado hacia el cabello natural, lo mejor es que te alejes del calor. En la etapa inicial de este proceso no uses difusores o secadores para que tu cabello se seque más rápido, lo mejor es dejarlo al natural, no importa el tiempo que tome. Ten en cuenta que no debes tocarlo cuando esté húmedo para no generar tanto frizz.

woman-586185_1920

Los peinados protectores son hermosos y saludables.

Trenzas, twist outs, moños, locks, bantu knots, entre otros, son peinados que recogen todo el cabello y lo protegen de los agentes externos como el clima, el medio ambiente, y hasta nuestras propias manos. Con estos estilos tus rizos se mantendrán más hidratados y las puntas se conservarán en mejor estado por más tiempo.

Refresca tus rizos entre lavados.

Puede que tus rulitos pierdan su forma entre cada lavado, especialmente en las noches a la hora de dormir. Para revitalizarlos utiliza un poco de agua para que estén como si nada hubiese pasado. El agua los hidrata y les da fuerza, no temas a usarla para recuperar la estructura de tus rizos.

Almohada de satín.

A la hora de dormir, utiliza una almohada de satín, este material evitará que tus rizos se encrespen o se alisen. Además puedes hacerte un moño alto para que tus rizos estén intactos a la mañana siguiente.

De adentro hacia afuera.

Alimentos como granos, frutas, vegetales, productos lácteos bajos en grasas y proteínas sin grasas, como pescado, te ayudarán a mantener tu cabello saludable de adentro hacia afuera.

Ten paciencia.

El proceso para recuperar tus rulos puede ser lento y desesperante, pero debes ser paciente y constante con tus rutinas y productos. Solo así podrás ver como crece tu cabello saludable, brillante e hidratado. Si quieres tener una melena larga, debes ser muchísimo más paciente porque el crecimiento del cabello rizado no es tan evidente como en el cabello liso. 

MASCARILLAS NATURALES PARA TUS RIZOS

Si necesitas un pequeño aporte extra para dejar tus rizos a punto y no tienes a mano los productos que normalmente usas para cuidarte el cabello, una solución de lo más natural pueden ser las mascarillas caseras. Las mascarillas caseras para el pelo rizado de distintos tipos, según los beneficios que aporten a nuestro pelo (nutritivas, reparadoras, para dar brillo, puntas abiertas, etc…).

Yogurt y miel

En un deposito vas agregar un yogur natural y cinco cucharadas de miel de abeja. Mezcla todo muy bien y aplica el resultado sobre tu cabello, dejándolo actuar media hora.

Leche de coco y jugo de limón

Otra mascarilla casera para el cabello es la siguiente: en un vaso de leche de coco agregue el jugo de un limón y mezcle hasta que tome una consistencia cremosa. Vas aplicar esta mascarilla en todo tu cabello, dando suaves masajes en tu cuero cabelludo. Déjala actuar por 30 minutos.

Cerveza

Una vez a la semana trata de enjuagarte el cabello con cerveza y si deseas, puedes mézclarla con jugo de limón.

Plátano y aceite

Para esta mascarilla vas a necesitar un plátano maduro y tus aceites favoritos (aceite de oliva, aceite de ricino, aceite de coco, etc…). 

Primero, se bate bien el plátano con una batidora, para evitar que luego queden restos en el cabello. En segundo lugar, aplicar sobre el cabello y dejar actuar mínimo 15 minutos. Para finalizar, aclarar con abundante agua.

Linaza

En una olla coloca 500 ml de agua con un puñado de linaza, deja cocinar a fuego lento por 20 minutos aproximadamente sin deja quemar. Con una cucharilla mueva constantemente hasta que veas que el agua se convierte en gel. Pasado los 20 minutos deja reposar y cuela para su posterior aplicación.

Lava el cabello y aplica la preparación de linaza. Déjala durante todo el día para dar volumen al cabello. Puedes usarla como acondicionador en los rizos al lavar el cabello como lo haces normalmente. Guarda lo que queda de mascarilla en la nevera para que puedas usarla después.

Para finalizar, te dejamos un vídeo para que recuperes tus rizos:

Preguntas frecuentes

1.- ¿Cómo cerrar las puntas con horquetillas?

El cabello maltratado es el que parece estar sin vida, sin brillo y muerto. Cuando el cabello esta con las puntas horquilladas se debe acomodar a tratamientos para que recupere el brillo natural y sobre todo que recupere la vida que tenía antes.

Para recobrar la salud de nuestro cabello no siempre es preciso gastar fortunas en productos para su recuperación; estos productos son muy buenos, si, pero existen otras soluciones que nosotros mismos lo podemos realizar en casa, que no cuestan mucho y que tienen resultados excelentes.

La primera recomendación para cabellos con puntas abiertas  es aplicar  un poco de aceite de oliva en tu cabello antes de irte a acostar. Debes primero esperar a que se absorba por completo, por lo tanto no te acuestes ni te lo enjuagues antes.

El aceite de almendras, un huevo y una cucharada de miel, también es súper eficaz para cabellos maltratados.

2.- ¿Cómo tener el pelo rizado manejable?

Para tener un cabello rizado manejable debes comenzar por:

Cepillarlo  de la manera correcta. Para mejorar el aspecto del cabello, es muy importante cepillarlo. Lo que se recomienda siempre, es que el cepillado sea realizado de una manera adecuada y suavemente. Si es posible con un peina de puntas más abiertas o con los dedos.

Evita cepillar el cabello mojado. Para cepillar tu pelo debes esperar que se seque un momento y luego procedes a cepillarlo.

El cepillado constante causa daños a la cutícula y el cabello se rompe rápidamente. Por lo tanto, no debes cepillar tu cabello más de dos veces al día y jamás emplees un cepillo con dientes pegados.

3.- ¿Cómo hacer crecer el cabello rizado?

 Para que tu cabello rizado crezca sano y más rápido, lo debes despuntar cada tres meses y siempre lo debes cortar menos de lo que crece.  La primera vez deberás cortar un poco más de largo o cortarlo con más frecuencia, pero solo debes hacer esto solo hasta que el problema de tu cabello se controle, ya luego lo harás cada tres meses sin excepción alguna.

Es importante que el cabello lo lave con agua tibia, pero siempre teniendo en cuenta que el calor no es bueno para el cabello y la del agua también es igual. Entonces el último enjuague que des a tu cabello hazlo con agua un poco más fría para cerrar las cutículas y así pueda conservar todos los humectantes absorbidos.