Saltar al contenido

Cuidados Ideales Para El Cabello Rizado

25 enero, 2019

"El cabello rizado" un tema polémico dentro del mundo de la estética y la belleza. Es un aspecto de la imagen personal que varía el significado en cada cultura alrededor del mundo, pero que en general representa diversidad, orígenes, y caribe.

Si, el cabello rizado pudo ser visto como “desarreglado”, “desaliñado”, pero eso es muy pasado de moda, un prejuicio conservacionista de los abuelos que desde la década de los 70`s cambio a ser una buena manera de concebir parte de la belleza y estética de la mujer. Sinónimos de rebeldía, algarabía, fiesta y originalidad es ahora un orgullo llevar una melena dentro del look.

Desde texturas gruesas, fuertes, rebeldes y secas hasta hebras delgadas, ligeras, moldeables y brillantes todo cabello rizado exige un cuidado frecuente e intenso, por esta razón lo más recomendable es mantener un cabello con vida con recursos como los tratamientos naturales por su bajo nivel químico que pueda modificar la onda natural y producir reacciones alérgicas como caspa, hongos o seborrea.

TIPS PARA CUIDAR TU CABELLERA

Hidrátalos

Si tus rizos están ásperos, apelmazados y sin brillo, lo más seguro es que les falte proteína. El cabello está mayormente formado por esta y queratina. Cuando hay una deficiencia de estos elementos, se altera la fórmula y el balance de los enlaces. Esto se soluciona aumentando los niveles de proteína. Por un lado, siguiendo una dieta balanceada y, por otro, cambiando el sistema de lavado por uno que esté especialmente diseñado para tus rulos. 

Lávalo, pero no mucho

Sin duda, es una sensación incomparable sentir el cabello limpio y fresco y, por lo general, en la sociedad contemporánea, esta tendencia da como resultado lavados frecuentes y repetidos. Pero hemos de ir con cuidado ya que lavarse el cabello con demasiada frecuencia puede afectar al rizo y hacer que tu cabello rizado se ponga encrespado, especialmente si tienes cabello largo.

Para esto, lo mejor es lavarse el cabello hasta 2 veces a la semana y hacerlo con productos naturales como por ejemplo un champú sin sulfato y acondicionar siempre.

Adiós a la sal

El lauril éter sulfato de sodio es uno de los componentes principales que tienen muchos de los champús encontrados en el mercado. Este es el mismo ingrediente que componen los lavaplatos, debido a que es un agente formador de espuma que desinfecta y limpia. Pero del mismo modo que tus manos sufren asperezas cada vez que friegas, tu cuero cabelludo se reseca y pierde muchos de los nutrientes que le da su brillo y forma. Si lo que deseas es que tus rulos tengan menos frizz y estén más hidratados, elimina los champús con sal o sulfato de tu alacena.

Solo acondicionador

También conocido como "no-poo" (no champú) o el método de la chica con cabello rizado. Esto solo significa que no usas champú en absoluto, solo acondicionador. Muchas chicas de cabello rizado le tienen una fe ciega.

 Córtalo.

Uno de los motivos por los que me negaba a cortarme el cabello era para mantener el largo que tanto trabajo me había costado alcanzar. Pero con el tiempo aprendí que siempre lo mejor es deshacerse de las puntas secas, abiertas y dañadas para que los rizos puedan crecer hidratados y saludables. Una vez que te hayas cortado el cabello afectado por los químicos y el calor, verás a tus rulos revivir hermosamente.

TRATAMIENTOS NATURALES

Semillas de uva

Es común que el cabello rizado se maltrate por el exceso de planchas, secadores, tintes o el mismo smog del ambiente, pero las ampollas concentradas de aceite de uva o cremas de baño con extracto de uva son ideales para darle una pausa y reestablecer la fibra. Le da fuerza, firmeza y reduce significativamente los signos de caspa o dermatitis en el cuero cabelludo.

Lo más recomendable son las ampollas en altas concentraciones, mezclarlos con una crema de peinar suave y aplicarlo en el cabello húmedo y limpio. No es necesario enjuagar para que el tiempo permita que se adhiera muy bien a tu melena.

Aguacate y mayonesa

Mayonesa y aceite de oliva, y sin falta el aguacate ¿acaso mi cabello es una ensalada? ¡No! Mas bien es una bomba altamente efectiva para revivir la onda, el brillo, la suavidad, la firmeza, la textura, la hidratación, y su forma natural en una mezcla exótica.

Su alto contenido graso y antioxidante natural le devuelve al cabello años de vida y de maltrato. Muchas veces el agua con exceso de cloro y purificantes, la baja frecuencia con la que damos cariño a nuestro cabello lo desgasta, pierde forma, volumen y atracción.

Los mejores cabellos radiantes tienen ese secreto de la abuela pero a que a todas les funciona. Procura usar estrictamente aceite de oliva para esta mezcla, aplicarlo en el cabello por al menos 20 minutos antes del lavado desde la raíz hasta las puntas. ¡Atrévete a los secretos de la belleza natural!

Linaza o semillas de lino

seguramente has visto muchos productos cosméticos para el cabello con el nombre de “semilla di lino” pero no conocías que es la misma linaza que tanto usamos en nuestra dieta diaria. Pues ahora podrás preparar tu propio gel fijador natural sin temor a que tenga efectos secundarios en tu cuero cabelludo, y la firmeza de tu cabello.

Preparar gel de linaza es muy simple y no sólo brida un efecto fijador, sino también hidrata profundamente a los rizos, lo hace más fuerte y más hidratado.

Para el gel: coloca una taza de agua a hervor, luego añade dos cucharadas de linaza y revuelve por 10 minutos hasta el punto de hilo espeso, posteriormente cuela las pepas de la linaza extrayendo el gel (procura que sea inmediato para no perder la mezcla) y conserva en un frasco de vidrio. Es ideal para peinados como fijador porque no tiene olor y no cambia de color al secar.

Plátano y miel

Es una mezcla ideal para nutrir el cabello en tiempos de invierno, especialmente por la deshidratación que pierde nuestra piel y nuestra melena. Mezcla un banano muy maduro con dos cucharadas de miel y mezclado hasta formar una textura homogénea. Déjalo actuar por 20 minutos y lava con champú y abundante agua. Los componentes químicos y la carga energética que tiene esta mezcla te brindará un control contra el frizz en climas muy húmedos y fríos.

Cacao

Quien no haya escuchado ésta maravillosa propiedad del cacao en el cabello no sabe de los beneficios que pierde de verse más hermosa. Cuidada, consentida y vibrante gracias a la naturaleza. Aunque el cabello sean células muertas biológicamente, ellas siguen actuando acorde al trato y cuidado que le damos, por eso los poderes antioxidantes y de alto magnesio que da el chocolate a la hebra le garantiza años más de belleza y vida para lucir.

Aceites naturales 

Los aceites naturales son productos muy efectivos para hidratar y fortalecer todo tipo de cabello. Para que puedas tener el cabello rizado libre de friz, brillante y perfectamente hidratado, realiza la aplicación de alguna mascarilla con aceites naturales como la que te muestro en seguida.

Ingredientes: Tres cucharadas de aceite de coco, tres cucharadas de aceite de oliva, tres cucharadas de aceite de romero y una cucharadita de aceite esencial de lavanda.

Preparación: la preparación de esta mascarilla es bastante sencilla y rápida. Solo tienes que colocar todos los ingredientes en un recipiente bien limpio en donde con la ayuda de tenedor tienes que batir muy bien para conseguir una correcta integración de todos los aceites naturales. Cuando ya has mezclado perfectamente, ya estará lista para la aplicación.

Modo de aplicación: primero tienes que esparcir un poco de la preparación sobre las palmas de las manos para que recién empieces con la aplicación sobre el cabello. Es necesario dar suaves masajes para que la preparación llegue a cada una de las fibras capilares.

La regla de oro para melenas rizadas es la actitud con la que lo lleves, el cuidado diario de al menos una crema para peinar, un acondicionador hidratante y el estilo propio que te haga ver y sentirte diferente a donde vayas.

Preguntas frecuentes

1.- ¿Cómo mantener el cabello rizado con cremas naturales?

Realiza una crema de aceite de oliva y jazmín. Esta crema a base de aceite de oliva y jazmín no solamente le brindará a tu melena  una apariencia más lisa, sino que también la nutrirá sus raíces y reparará las puntas maltratadas.

Ingredientes: Dos cucharadas de aceite de oliva, una cápsula de aceite de jazmín, dos cucharadas de un acondicionador sin amoniaco.

En un depósito echa el aceite de oliva y mézclalo bien con el aceite de jazmín y el acondicionador libre de amoniaco. Seguidamente, sobre la melena húmeda, extiende el producto realizando suaves masajes y déjalo actuar durante media hora.

Después enjuaga tu pelo con bastante agua y cepíllalo con mucho cuidado. Eso sí, debes dejar secar tu melena al aire libre. Es recomendable que uses este tratamiento, como mínimo, tres veces a la semana.

2.- ¿Cómo fortalecer el cabello rizado con remedios caseros?

Para cuidar el cabello rizado debes comenzar por nutrir naturalmente, ya que éste por lo general es un cabello seco y muy áspero. Para nutrir correctamente debes aplicar mascarillas naturales que te permitan darle frescura y suavidad a tus rizos.

Realiza tratamientos a base de sábila; esta planta natural te ayudará a nutrir el pelo y al mismo tiempo reduce el frizz, porque aquellas personas que tienen el pelo seco sufren de manera frecuente los problemas que este provoca.

Para aprovechar los beneficios de esta planta milagrosa tienes que cortar un trozo de hojas, elimina sus espinas que posee en los laterales y ábrela para extraer todo el gel de su interior. Luego procedes aplicar el gel obtenido sobre la melena empezando desde las puntas hacia el centro, luego de dejarlo actuar una hora lavas el pelo como de costumbre.

Haz una mascarilla de Huevo y aceite de oliva: Una mascarilla fácil de hacer y bastante efectiva para nutrir la cabellera es la mascarilla de huevo y aceite. Lo primero que debes hacer, es batir la yema del huevo, luego incorporas de a poco el aceite de oliva, después que estos se unan añades el agua tibia. Seguidamente procedes a aplicar la crema casera obtenida sobre tu pelo, lo dejas actuar media hora y luego lavas tu cabellera.