Saltar al contenido

Cuidados Profesionales Para El Pelo

25 enero, 2019

Cada cabello tiene sus propias características. Con un mínimo esfuerzo, puedes aprender fácilmente a sacar la mejor cara de tu pelo. Incluso si sufre algún problema temporal, existen métodos testados para lidiar con ellos. Algunos ejemplos serían el pelo sin vida, sin volumen o las puntas abiertas. Un cuidado adecuado y los productos correctos restaurarán rápidamente el brillo y la vitalidad de tu pelo.

Asegúrate de centrarte en las características especiales de tu propio cabello. El pelo largo necesita un poco más de atención que el pelo corto. La sequedad, como resultado de un uso abusivo del secador, y las puntas abiertas suelen aparecer sobre todo en el pelo largo. La fórmula mágica para el cabello largo: no aplastes demasiado el pelo de la zona de las raíces y dale muchos mimos a los puntas. Esta fórmula garantiza un amplio volumen y protege contra las puntas abiertas.

La alimentación es el 50% de la vida capilar. Los alimentos que realmente contengan vitamina C son los más recomendables, como por ejemplo la zanahoria, limones, manzana, pomelos, naranja, etc.

CUIDADOS PARA MANTENERLO SANO

 

UTILIZA UN CHAMPÚ ADECUADO

Es muy importante que acudas al salón y que el estilista te realice un diagnóstico y evalúe el estado de tu pelo y cuero cabelludo; así podrás recomendarte el champú más adecuado para cada situación  y también te dirá cuándo es conveniente cambiar.

CORTA LAS PUNTAS

Una de las importantes recomendaciones es que te cortes el pelo cada 2 o 3 meses, es un truco antiguo pero es indispensable al momento de querer tener un cabello bonito y sano.

Lo ideal es que cortes las puntas cada 2 o 3 meses, porque si deterioro se produce por desgaste natural, pero esto depende de cada tipo de cabello, pues existen quienes necesitan hacerlo más seguido ya que utilizan plancha y secador de cabello, por lo que el pelo se daña al estar expuesto a altas temperaturas.

SÉRUM Y CERAS

Utiliza un serum después de utilizar el secador. Hoy en día en el mercado puedes hallar incluso productos térmicos que los puedes aplicar antes de usar el secador de pelo.

Otras excelentes alternativas son las ceras profesionales, estas producen un sellamiento efectivo de las puntas una vez finalizado el alisado de la plancha o el secado.

ANTES DE LAVAR

Otro gesto que ayuda (y mucho) a mantener la salud de tu melena es cepillar el cabello no sólo por la noche, sino también antes de lavarlo. Así evitas que se enrede en mojado, deshaces nudos que podrían dificular la penetración del champú y facilitas también el posterior desenredado (precisamente cuando el cabello está húmedo se encuentra en su estado de mayor debilidad y con mayor tendencia a sufrir rotura).

 

TEMPERATURA DEL AGUA

Que levante la mano quién no haya oído (más de una vez) lo bueno que es para el cabello hacer el último aclarado con agua fría. Y aunque este gesto es más que recomendable y cierto (el agua fría estimula la circulación sanguínea y cierra la cutícula, lo que se traduce en un cabello más brillante) también es importante la temperatura del agua con la que haces todo el lavado. Y aunque no es necesario que todo el lavado se haga con fría, sí lo es que esté tibia ya que "el agua fría no disuelve la grasa y el agua caliente daña el cabello".

PEINE DE PÚAS ANCHAS

Aunque es necesario desenredar el cabello cuando está mojado, es importante recordar que éste es el estado de mayor fragilidad. De ahí que sea fundamental saber elegir el tipo de cepillo a usar. Los peines que se recomiendan son aquellos que tienen púas anchas. 

Debes tener en cuenta que siempre tienes que comenzar a desenredar el cabello desde las puntas, de allí debes ir subiendo poco a poco hacia las raíces. Te recomendamos reservar el cepillo (mucho mejor si es de cerdas naturales) para cuando el cabello esté completamente seco.

NO ACLARES DEL TODO

De acuerdo. Damos por hecho que conoces (y practicas) la importancia de aplicarse la mascarilla una o dos veces por semana. Pero puede que lo hagas rápido y sin dejarla actuar el tiempo suficiente. Es importante que, siempre que puedas, la dejes actuar más tiempo del habitual, sobre todo en verano, cuando el cabello está más reseco. ¿Lo recomendable? Entre 5 y 20 minutos. ¿Cómo? Debe hacerse tras el lavado, después de secar el cabello con una toalla y sin desenredarlo, extendiéndola mechón a mechón. Y aplicando calor con un film transparente o con una toalla caliente húmeda. Y si vas a bajar a la playa o ir a la piscina después, apunta otro truco: no te aclares del todo el cabello y deja algo de mascarilla para que haga de barrera e impida que el cloro penetre directamente.

ACEITE PARA LA RAÍZ

Las mascarillas y los acondicionadores ayudan pero, sin duda, los tratamientos que consiguen reparar el cabello sin necesidad de cortarlo son los aceites. Un cabello sano empieza en la raíz. La raíz es la parte más sana del cabello, que se vuelve más deshidratado cuanto más lejos está del cuero cabelludo. El aceite restaura el contenido de cada fibra capilar haciendo que cada una se vuelva translúcida de nuevo, produciendo ese maravilloso brillo que lucen los cabello sanos. ¿El modo de aplicación de los tratamientos en aceite? Dos veces por semana, mechón a mechón y, si puedes, dejándololo actuar de 20 minutos a varias horas. Puedes potenciar su efecto añadiendo alguna fuente de calor como un secador, una envoltura de film o una toalla caliente. ¿Otra alternativa? embadurna tu cabello (de medios a puntas) en aceite de oliva, recógelo en un moño y dejalo actúar toda la noche. Después, lava con normalidad.

QUE SEAN 20

El cómo, cuándo y con qué del cepillado son cuestiones fundamentales para lucir un cabello sano y bonito. Debes cepillar el cabello todas las noches “entre 10 y 20 pasadas, dependiendo del grosor del pelo, ¿Los motivos? El cepillado exfolia el cuero cabelludo, elimina restos de productos, estimula la circulación sanguínea, favorece su crecimiento y potencia su brillo,. Gracias al cepillado se eliminan los cabellos en fase telógena (en proceso de caída) dando paso al cabello en fase anágena (el momento del nacimiento del cabello).

RECETAS CASERAS PARA EL CUIDADO DEL CABELLO

1.- CABELLO SECO

Mascarilla de aceites.- Lo que debes hacer es mezclar la misma cantidad de aceite de palma, aceite de ricino, aceite de oliva y aceite de almendra. Mezcla bien todos los ingredientes hasta que se integren por completo, y  luego aplicas la mezcla sobre tu pelo y déjalo actuar dos horas. Después lava tu pelo con bastante agua tibia.

2.- CABELLO GRASO

Lo más simple, ¡el agua de mar! Si vives en la costa, te recomiendo que recojas un cubo de agua de mar, lo más clara posible. Luego debes sumergir la cabeza en el agua y masajeas tu pelo. Esta loción es bastante económica y ayuda a eliminar la caspa.

El plancton y los minerales que contienen el agua de mar son muy buenos, porque ayudan a un reequilibrio del cuero cabelludo y lo vuelve más vivo. Sin embargo, esta receta casera capilar no es recomendable para pelos secos, con poca vitalidad o frágiles.

Preguntas frecuentes

1.- ¿Cuáles son consejos de expertos para cuidar el cabello?

Los más grandes profesionales del estilismo recomiendan cuidar el cabello primeramente a través de una dieta balanceada, en este caso comenzar incorporando el consumo de frutas y verduras ricas en vitamina A y B.

Asimismo, se aconseja aplicar hidrataciones naturales a base de mascarillas de aguacate y sábila. Esto para fortalecer, generar crecimiento y  aportarle el brillo necesario.

Para el caso de cabello graso se recomienda el uso de champú libre de sal y natural. También se aconseja lavar el cabello solo dos o tres veces por semana.   

2.- ¿Cómo cuidar el pelo en verano?

Durante el verano es necesario cuidar el cabello primeramente del sol, para ello es necesario que siempre lo mantengas muy hidratado.

Si estas de vacaciones en la playa o la piscina, lo ideal es que laves y enjuagues tú cabello al salir de ella.

Es necesario que antes y después del verano visites la peluquería unas cuantas veces para mantener tú melena hidratada.

3.- ¿Cómo hidratar el cabello naturalmente?

Para hidratar el cabello nada mejor como realizar tratamientos caseros. Uno de los tratamientos más efectivos es la mascarilla hidratante a base de sábila. Esta es ideal para combatir los problemas de caspa, pérdida de pelo, mal aroma y exceso de grasa, tu solución será el aloe vera. Solamente tienes que utilizarlo una vez a la semana para que goces de tus excelentes beneficios.

Ingredientes: 1/4 taza de aloe vera natural.

Procedimiento: Aplica la sábila sobre tu melena, déjalo actuar por quince minutos, lava tu pelo con agua tibia y champú.