Saltar al contenido

Nutrientes Esenciales Para Tener Un Pelo Sano

25 enero, 2019

Los nutrientes esenciales de los que se vale todo nuestro cuerpo, incluyendo el pelo, se encuentran en la vasta variedad de composiciones vitamínicas que adquirimos mediante los alimentos que consumimos a diario. Esta gran variedad de vitaminas ayudan al cabello en su crecimiento, regeneración y mantenimiento en estado saludable, pero por ser tan diversas es necesario subdividirlas en hidrosolubles, es decir, solubles en agua y liposolubles o solubles en las grasas.

En este artículo que hemos realizado pensando en la salud de tu cabellera, te estaremos explicando cuáles son los tipos de nutrientes y cómo obtenerlos para que sirvan en el mantenimiento y luzcas una radiante melena, fuerte, llena de brillo y espectacular.

ESTAS SON LAS PRINCIPALES VITAMINAS QUE AYUDAN A TÚ CABELLERA

Como mencionamos anteriormente, subdividimos las vitaminas, entre las del tipo liposoluble podemos nombrar la vitamina A, la vitamina D, la vitamina E y la vitamina K. Mientras que entre las vitaminas hidrosolubles, se encuentran la vitamina C y la vitamina B.

Al describir cada vitamina y su acción en nuestro cuerpo podemos saber las potencialidades que cada una de ellas aporta al organismo y cuáles serán las ideales para mantener sana nuestra cabellera.

Describamos las vitaminas y su aporte a la belleza del cabello

Comencemos con la vitamina A, donde al haber una carencia en nuestro cuerpo se producirán diversos trastornos, entre estos que la piel se comience a cubrir de pequeñas formaciones corneas y puntiagudas llamadas piel de sapo, y a menudo de comedones o espinillas. Las mucosas internas y externas también se alteran. La capacidad de adaptación del ojo a la luz crepuscular disminuye conocida como la ceguera nocturna o hemeralopía.

image 2017 04 28

Cuando la avitaminosis, es decir, la carencia de esta vitamina es más seria, se manifiesta una enfermedad llamada xeroftalmia, la cual provoca la sequedad de la cornea, que se opaca, y una atrofia de las glándulas lacrimales que dejan de segregar líquido. En los casos más graves se producen ulceras de la cornea. El crecimiento general se detiene siendo también paralizando el crecimiento natural del pelo.

La vitamina A sólo se encuentra, como tal, en los alimentos de origen animal: está contenida en dosis elevadas en el hígado de los pescados y de otros animales, y en cantidades menores en la mantequilla, quesos, huevos y en la carne de los pescados grasos. En cambio, en el mundo vegetal existen las provitaminas A, fundamentalmente los carotenos, sustancias de color amarillo, llamadas así porque se aislaron por primera vez en las zanahorias, dividiéndose en dos partes, cada molécula de caroteno puede dar lugar a la formación de vitamina A.

Los carotenos abundan en la zanahoria, espinacas, perejil, espárragos, achicoria, coles, entre otras. La transformación de las provitaminas A en vitamina A se produce sobre todo en el intestino y en el hígado. La dosificación de vitamina A en niños es aproximadamente de 1.500 a 4.500 U.I. y un adulto necesita aproximadamente 5.000 U.I.

LLEGA EL TURNO PARA LA VITAMINA B

La carencia aguda de vitamina B, presenta un cuadro patológico caracterizado por lesiones en la comisura de los labios, grietas, así como enrojecimiento de la boca, lengua escarlata  seca y dolorosa, inflamación grasa de la piel, a ambos lados de la nariz, entre la nariz, la boca y los parpados, con pequeñas dilataciones venosas, a veces acné, enrojecimiento de los ojos y los parpados, con lagrimeo y fotofobia, cansancio muscular y perdida del brillo y color natural del cabello.

La vitamina B abunda en las vísceras de los animales, en la levadura y en el extracto de carne, pero se encuentra en buenas cantidades también, en la harina integral, quesos, frutos oleosos, leche, legumbres secas, huevos, pescados, carnes, patatas. Las necesidades cotidianas de vitamina B son de aproximadamente de 2 mg.

AHORA LAS VITAMINAS D

En realidad existen no solamente una, sino numerosas vitaminas D dotadas de una actividad antirraquítica más o menos acentuada. La carencia de vitamina D provoca raquitismo, enfermedad que afecta a los niños en los primeros años de vida, aunque es posible observar el raquitismo en los adolescentes, que es el raquitismo tardío, y en los adultos se presenta como osteomalacia.

El raquitismo se debe a un defecto en la fijación del calcio que afecta a todo el esqueleto, incluido los dientes y el pelo. La vitamina D se dosifica también en unidades internacionales, las necesidades diarias para los adultos oscila entre unos 650 U.I. y los 800 U.I. La vitamina D natural de mayor difusión es la D3, un derivado del colesterol: abunda en el hígado de los pescados grasos y semi-grasos, por lo cual, para mantener tu cabellera saludable junto con tus huesos y dientes es pertinente su consumo diario o semi-diario de estos ricos pescados.

HABLEMOS DE LA VITAMINA E

Un signo precoz de carencia de vitamina E es la degeneración rápida y progresiva de todos los músculos de nuestro cuerpo, haciendo que estos pierdan su solidez, aunado al desprendimiento del cabello en caída sin control.

La vitamina E tiene gran difusión, son ricos en esta vitamina algunos aceites como el de germen de trigo, el aceite de soja, el aceite de cacahuate, y el aceite de oliva, la mantequilla, la harina integral, el hígado de vaca o buey, los quesos, entre otros alimentos. Aproximadamente son 15 mg diarios de vitamina e lo que necesita el organismo humano para mantenerse saludable.

LA VITAMINA K, SU EFECTO EN LA SANGRE Y CABELLO

La vitamina K es imprescindible para la coagulación de la sangre, si falta o es insuficiente, pueden presentarse manifestaciones hemorrágicas muy graves que causa debilidad general grave al organismo, haciéndole perder la fuerza de la raíz al cabello, por lo que las hebras pierden la densidad y se despegan con facilidad del cuero cabelludo.

La vitamina K está contenida en varios alimentos como la alfalfa, ortigas, tomates, hígado de cerdo, espinacas, guisantes, patatas, fresas, hígado de vaca o buey, merluza, entre otros. La dosis diaria de ingesta de vitamina K se establece sobre los 2 mg diarios para mantener el adecuado equilibrio en nuestro cuerpo.

En síntesis, para mantener tu cabello abundante debes consumir alimentos ricos en vitamina A; para evitar que tu cabello se vuelva opaco agregar a tu dieta alimenticia comidas que tengan presente la vitamina B evitará que se pierda el brillo de tu cabellera manteniéndolo lozano y fresco; para robustecer la fibra del cabello debes incluir de igual modo la ingesta de comidas que contengan vitamina D; por otro lado, para disminuir la pérdida de cabello, los alimentos repletos de vitamina E son los indicados; en el caso de robustecer la raíz del cabello y hacerlo abundante y brillante, la vitamina K que se encuentra dentro de los alimentos es la llave esencial.

Específicamente te recomendamos los siguientes alimentos:

AVELLANAS

Mayormente estos frutos secos poseen un alto contenido de ácido fólico, el cual ayuda a prevenir algunas enfermedades del corazón y degenerativas. Las avellanas se encargan de relajar la sangre y los vasos sanguíneos, entonces son ideales también para fortalecer la melena. Estos alimentos los puede comer crudas o picadas.

NUECES

Las nueces son consideradas los alimentos más importantes para mejorar la salud del cabello y de todo el cuerpo. Especialmente estos alimentos poseen un alto contenido de ácidos grasos omega-3 y por lo tanto, ayudan a mejorar los niveles de colesterol, evitan el sobrepeso, protegen el corazón y evitan que los huesos de debiliten.

ALMENDRAS

Las almendras también son ideales para cuidar la cabellera y nuestro organismo. Estos alimentos son ricos en vitamina E y los puede comer en recetas saladas o dulces. Especialmente las almendras se encargan de protegerte de los cambios radicales libres y absorben grasas.

MANÍES

Los maníes pertenecen a la familia de las legumbres y muchas de las personas lo conocen como frutos secos. Estos alimentos son ricos en folato, el cual ayuda al buen desarrollo del cerebro y protege el deterioro cognitivo. Además, los maníes contienen grasas sanas, ácido fólico y vitamina E, los cuales son perfectos para las personas vegetarianas y también para las mujeres embarazadas.

EL HUEVO

Los huevos son muy ricos en biotina, ésta es una vitamina muy recomendable para detener la caída del pelo y al mismo tiempo fortalecerlo. Para eso, trate de comer dos huevos pasados diariamente, especialmente en su desayuno, de esa manera logrará tener una melena fuerte y sana en poco tiempo. La biotina no solamente lo puede encontrar en los huevos, sino que también en los productos lácteos, hígado y en la levadura de cerveza.

VEGETALES DE HOJAS VERDES

Estos alimentos están cargados de nutrientes saludables para todo el cuerpo. Por ejemplo; la lechuga, la espinaca, el brócoli y la acelga, se encargan de nutrir y fortalecer el pelo. Todos los vegetales de hojas verdes contienen vitaminas, hierro, zinc, fibra y magnesio.

Como has podido ver, todas las vitaminas interactúan conjuntamente para producir un organismo saludable donde la cabellera es un elemento demostrativo que da un mayor valor agregado a nuestra salud evidente, por lo cual debemos incluir en nuestra alimentación el consumo equilibrado y suficiente de estos nutrientes esenciales a través de su conducto que son los alimentos, donde están contenidas en forma de vitaminas. 

Preguntas frecuentes

1.- ¿Cómo tener un cabello saludable?

Para tener un cabello saludable, debes iniciar  cambiando tú rutina de higiene capilar, es decir, para que tú cabello permanezca brillante y sedoso, solo debes procurar lavarlo de 3 a 4 veces por semana; cuando lo lavas diariamente solo lograrás que éste se ponga grasoso y se aumente la producción de glándulas sebáceas.

Busca generar un balance a tú melena tomando en cuenta que el lavado es indispensable, se recomienda hacerlo con agua fría, para que esté siempre suave y brillante.

Cuando uses los aparatos térmicos para alisar, hazlo con mucha moderación y con las temperaturas recomendadas, nunca sobre pases los niveles ya que esto provoca que tú cabello se debilite.

Usa tratamientos naturales y productos que estimulen su cuidado.

 

2.- ¿Qué propiedades tiene el aceite de almendras para el cabello?

 

El aceite de almendra aporta brillo y vitalidad a tú melena, es ideal para recuperar tú cabello cuando éste se encuentra maltratado.

Puedes usarlo durante el lavado  o antes del lavado, le genera mucha más suavidad a tú melena y te da una sensación de un cabello mucho más manejable.

3.- ¿Cómo hacer crecer el cabello con huevo?

Cuando quieres hacer tú cabello, toma en cuenta esta mascarilla natural:

Toma dos o tres huevos, depende de lo largo de tú cabello y bátelos en un recipiente, cuando éste completamente listo debes aplicarlo desde la raíz hasta las puntas, haciendo masajes suaves por todo el cuero cabelludo.

Haz masajes con movimientos suaves, y deja actuar la mascarilla por unos 15 minutos. Luego debes sacar con suficiente agua fría.  Este tratamiento lo puedes aplicar unas dos o tres veces por semana.

 

4.- ¿Cómo ayuda la vitamina E al cabello?

 

La vitamina E, es esencial para estimular el crecimiento del cabello, estimula la producción del sebo para producir mucho más brillo y permite que tú cabellera este siempre hidratada.

Genera fortaleza en tú cabello, separando las puntas abiertas y acondiciona de manera natural. Protege tú cabello de bacterias o agentes externos que producen la caída del cabello.

 

5.- ¿Qué vegetales ayudan a fortalecer el cabello?

 

El consumo de vegetales nos ayudará a mantener siempre un cuerpo saludable. Asimismo, ciertos alimentos vegetales lograrán darle un mejor estado  a nuestra cabellera.

Los vegetales verdes como la lechuga, las acelgas, el brócoli y el berro, son los ideales para nutrir y fortalecer la cabellera. Aportan vitamina A y C, que estimulan la segregación de sustancias.

Las zanahorias también son excelentes alimentos estimulantes, que proporcionan un cabello fuerte.